Cómo elegir un colchón

Es fundamental saber cómo elegir un colchón, teniendo en cuenta, en particular, su posición favorita para dormir, su peso y la temperatura del medio ambiente. Aquí hay algunos consejos para elegirlo mejor.

Si has visto algún escaparate o almacén de colchones, te puedes sentir un poco perdido. Con muelles, espuma, látex, viscolástico … la elección, las tecnologías utilizadas y los precios son tan variados que no es fácil la decisión, ya sea en la tienda o en Internet . Sobre todo porque la calidad del colchón está estrechamente relacionada a la calidad del sueño. Es mejor despejar tus dudas antes de comprar, en lugar de confiar en opiniones erróneas o en los abstractos nombres de las tecnologías.

¿Cómo probar adecuadamente un colchón?

En el mercado actual, puedes encontrar muchos tipos de colchones producidos con diferentes materiales y con diferentes grados de rigidez.

No hay un tipo de colchón que sea mejor que otro, por lo que la elección debe hacerse en función de algunos parámetros, como el peso corporal, la altura, la posición preferida para dormir, la temperatura ambiente, cualquier problema musculoesquelético, hábitos y confort general.

Tamaños de colchones estándar

¿Hay tamaños estándar para colchones?
¿Cuáles son las dimensiones de los modelos ofrecidos en el mercado?
¿Cómo podemos orientarnos en la elección?

Al elegir el colchón ideal, el factor de tamaño es fundamental para un descanso óptimo, las medidas, de hecho, varían según la cantidad de personas que lo usarán, así como su altura y construcción.

Para obtener un sueño de calidad, el tamaño es un aspecto que no se puede pasar por alto porque
el colchón sobre el que nos acostaremos debe permitir la relajación de las piernas y los brazos sin llegar a los bordes, esto significa que el colchón tendrá una longitud y un ancho de 20 -30 cm más que la estructura del cuerpo.

Las dimensiones del colchón

Establecidos por una serie de regulaciones europeas, los tamaños y dimensiones de los colchones son estándar y siguen diferentes reglas dependiendo de si están dedicados a niños o adultos.
Las medidas sufren pequeñas variaciones en los distintos países europeos: pero, aunque a su vez pueden estar sujetas a variaciones, ¿cuáles son las dimensiones estándar?

Colchón individual

Adecuado para una sola persona, tiene medidas que corresponden a 80/90 cm de ancho por 190/200 cm de largo.

Colchón de cuerpo y medio

Diseñado específicamente para garantizar una mayor comodidad que el colchón de una persona, para una sola persona, es un poco más grande que el individual y puede tener varias medidas:

Colchón de matrimonio

Adecuado a alojar a dos personas, tiene un ancho de 160/170 cm y una longitud de 190/200 cm.

Matrimonio: 135×190 cm.
Matrimonio grande: 150×190-200 cm
King: 190×200 cm.
Doble ancho (Presidential King): 200×200 cm.

Colchón tipo francés

Es un modelo menos popular en el mercado, tiene un formato especial’ ligeramente más ancho que el colchón cuadrado y medio y, por lo tanto, puede acomodar a dos personas. Mide 140 cm de ancho y aproximadamente 190 cm de largo.

Colchones a medida

Especialmente diseñados para todos aquellos que tienen necesidades especiales, se pueden fabricar colchones a medida con las dimensiones deseadas.

Un aspecto que no debe pasarse por alto al elegir el producto ideal es la consideración de que el tamaño del colchón debe adaptarse perfectamente a la base de la cama para no afectar negativamente la comodidad.

La altura del colchón

La altura y el grosor del colchón son otros parámetros fundamentales a tener en cuenta al elegir:

Un colchón que es demasiado delgado, de hecho, no podrá utilizar una estructura adecuada para garantizar un sueño confortable, ser incómodo e insalubre y causar músculos, cervicales y músculos con mayor facilidad. articulaciones.

Por el contrario, un colchón que es demasiado alto podría crear algunas molestias en el uso.

Entonces, ¿cómo elegir la altura óptima?

En general, los colchones con una altura entre 23 y 30 cm son los mejores, pero aquellos con un grosor de aproximadamente 21 cm también son cómodos.

Lo que debe determinarse es que la altura permite que se apoye correctamente sin deformarse con el desgaste según el peso del usuario y el material del que está hecho el colchón.

Tipos de colchones según el material

Colchones de látex

El látex es una emulsión natural obtenida de la planta de caucho, utilizada como compuesto primario para hacer colchones.

También puede ser sintético y hay modelos compuestos de una mezcla de látex natural y sintético.

Los colchones de este material generalmente ofrecen un soporte bastante rígido, pero al mismo tiempo son muy flexibles y se adaptan a los contornos del cuerpo al distribuir la presión de manera uniforme.

Estos modelos son ideales para aquellos que se mueven mucho mientras duermen, porque el látex absorbe los movimientos del cuerpo de manera efectiva y rápida, promoviendo un sueño ininterrumpido y reparador.

Un colchón de látex es la mejor opción para las personas que sufren de alergias respiratorias y asma.

Por otro lado, algunas personas tienen una alergia específica al látex, que en estos casos debe evitarse.

Colchones viscoelásticos

Con este material, la circulación de aire es generalmente más baja, por lo tanto, el calor del cuerpo tiende a permanecer encerrado en el colchón, lo que los hace adecuados para personas frías o climas severos.

Por la mañana la cama está muy bien ventilada para secar la humedad.

Es un material muy flexible, que permite una buena distribución de la presión durante el descanso.

Al adaptarse fácilmente a los contornos del cuerpo, esta espuma también es ideal para personas delgadas.
A
l adaptarse bien al cuerpo, hacen que los movimientos durante el sueño sean menos frecuentes; sin embargo, el colchón no es muy rápido para adaptarse a nuevas posiciones.

En resumen: se adapta bien a la forma del cuerpo, pero no lo hace al instante.
Los colchones de espuma viscoelástica suelen ser un poco más livianos que los demás, lo que los hace más fáciles de transportar y manejar.

Colchones de muelles

Son los más tradicionales. El corazón del colchón está formado por muelles o resortes que garantizan elasticidad y solidez.
Los muelles permiten una buena ventilación y hacen que estos colchones sean generalmente adecuados para quienes sudan mucho y viven en zonas muy calurosas en verano.

A menudo tienen muelles «ensacados»: es decir, los muelles se insertan individualmente en una bolsa de tela, lo que evita la «fricción» entre ellos.

Como se adaptan bien a la presión corporal, son adecuados para todos los pesos, incluso para las personas más robustas.

La adición de una capa viscoelástica en la superficie brinda mayor comodidad y calidez.

¿Cuánto látex hay en el colchón?

Esta información no siempre es muy clara.
Veamos a qué corresponden las diferentes denominaciones.

Todo el colchón de látex o 100% látex:
hecho solo en látex y con al menos 10 cm de grosor.

Colchón de látex:
al menos el 60% de la altura es de látex, es obligatorio indicar también los materiales que completan la composición.

Colchón que contiene látex:
el látex contenido constituye menos del 60% del grosor, o una altura de menos de 10 cm.
Los otros componentes deben ser especificados.

Superficie de contacto de látex:
el colchón está hecho de uno o más materiales diferentes, solo la cubierta externa está hecha de látex.

Otros criterios a considerar

Rigidez y espesor

Un buen colchón debe soportar el peso del cuerpo correctamente:
debe ser lo suficientemente rígido como para darnos soporte, pero no tanto como para ser incómodo.

Lo importante es que respeta la curvatura natural de la columna vertebral.

En los últimos años se ha arraigado la creencia de que un colchón duro siempre es mejor para la espalda, pero esto no es cierto: la dureza es sobre todo una cuestión de gusto y peso personal.

Tus hábitos y peso

Para aquellos que duermen en posición supina, acostados boca arriba, la mejor opción es un colchón más rígido que brinde el soporte adecuado a la columna.

Aquellos que duermen de lado pueden optar por un colchón menos rígido, que permite que el hombro se hunda un poco para permitir una posición cómoda.

Mientras que el peso corporal tiene su propia importancia porque diferentes pesos necesitan diferentes soportes.

Las personas más pesadas, por ejemplo, necesitan colchones más rígidos.

Aquellos que son de constitución más delgada necesitan un colchón más flexible, sobre el cual el cuerpo pueda adherirse bien.

¿Qué sucede si dos personas de muy diferente peso comparten la cama doble?

En lugar de elegir un colchón individual que represente un compromiso entre sus diferentes necesidades, pueden optar por dos colchones individuales que tienen diferentes grados de rigidez, por lo que ambos tendrán el soporte correcto durante el descanso.

Pruébalo antes de comprarlo

Tiene que dormir todas las noches durante al menos diez años, así que ¿por qué no te das 10 minutos para probar el colchón antes de comprarlo?

Sentarse y saltar por unos momentos no da la idea de la comodidad que sentirá acostado, por lo tanto, atrévase y recuéstese, probando las diferentes posiciones que generalmente asume mientras duerme y también todas las demás (vientre, espalda, costado).

No hay un colchón perfecto absoluto, debes encontrar el que mejor se adapte a tus gustos y características físicas.

Intente acostarse boca arriba y pasar una mano entre el área lumbar y el colchón: si hay demasiado espacio, significa que el colchón es demasiado rígido en comparación con sus características físicas, si la mano no pasa o pasa con dificultad, el colchón es demasiado suave y el cuerpo se hunde excesivamente.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto dura un colchón?

Una de las preguntas que más surge en la fase de compra se refiere a la vida útil del colchón: su duración promedio varía de aproximadamente 8 a 12 años.
Con el tiempo, nuestro cuerpo cambia y el colchón que hemos elegido puede dejar de ser adecuado diez años después de la compra.
Además, los colchones son un verdadero receptáculo para el polvo, los ácaros, los mohos y los hongos que pueden dañar la salud o desarrollar alergias.

¿Qué colchón elegir para el somier motorizado?

Las bases de la cama motorizada estresan diferentes presiones sobre el colchón, transformándolo con respecto a la clásica forma horizontal.
Por lo tanto, se deben evitar los colchones de muelles porque su estructura no proporcionaría un soporte adecuado, prefiriendo los colchones de látex o espuma viscoelástica porque las fibras son óptimas para distribuir el peso corporal y adaptarse a los cambios en la estructura.

¿Por qué se desmorona el colchón de látex?

Puede haber absorbido una cantidad excesiva de humedad de su entorno.
Al ser un material de derivación natural, los colchones de látex están sujetos a la descomposición interna de la losa, un fenómeno que ya puede ocurrir después de 5-7 años.

¿Cómo limpiar el colchón?

Los ácaros son animales microscópicos que son completamente invisibles a simple vista y se alimentan de residuos de la piel.

Su hábitat natural son los colchones, sábanas y almohadas. Derrotarlos es difícil, pero es posible seguir algunos consejos prácticos para reducir su presencia en la casa, especialmente en la cama donde pasamos casi un tercio de nuestras vidas.

Para garantizar una larga vida al colchón, es bueno seguir algunos consejos para una limpieza y mantenimiento adecuados:

Deshaga la cama y deje que se airee durante una hora todos los días, incluso en invierno.

Si el marco de la cama es un contenedor, manténgalo elevado.

Asegúrese de que el dormitorio no esté demasiado húmedo y tenga suficiente ventilación.

Posicionamiento – verificando las instrucciones del fabricante – el colchón en una base adecuada para él: las bases que permiten poca ventilación, por ejemplo, no son adecuadas para colchones que no son muy transpirables.

Gire el colchón (pies de cabeza) regularmente (3 o 4 veces al año) siguiendo las instrucciones: algunos colchones no pueden girarse de pies porque tienen áreas diferenciadas específicas y no simétricas entre la parte inferior y superior del cuerpo.

Use una funda de colchón que se debe lavar cada 2 meses a 60 ° para eliminar los alérgenos.

Evite limpiar el colchón con aparatos de vapor, para evitar la formación de humedad.

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 items - 0,00